El anciano que soy


Andando perdido entre cemento,
el anciano que soy yo mismo,
tras limpiarse las gafas y
respirar profundamente rosas y alegría;
estallido en el pecho tal orquídea,
vió en el cielo, aun siento de día,
estrella fugaz en la lejanía.
Esta es mi vida, un destello.
Desconozco los pasos por andar.
Recuerdo mis ropas, surcos marcadas.
Algunas lavadas, otras olvidadas.
Mas que es mi existencia, un parpadear.
Antaño dormido, ahora bostezando,
regresando al pasado cuando era niño,
disfrutando nuevamente de lo conocido,
desde arriba, abajo, de frente, mirando
riendo, jugando el anciano que soy yo mismo.

Poem by Darío Nogués Domínguez


Illustration by Francisca Ribeiro

3 comments:

  1. This one made me really happy, thanks!

    ReplyDelete
  2. faz lembrar as coisas que o tempo nos disse.

    ReplyDelete
  3. Gracias Dário,
    por compartir tu alma.*

    ReplyDelete